¿Cuándo Hacer Cosas “Como Niña” Se Convirtió En Algo Malo?

¿Cuándo Hacer Cosas "Como Niña" Se Convirtió En Algo Malo?

Correr, pelear o lanzar una pelota son acciones comunes, pero, ¿qué pasa cuando agregas la frase “como una niña”? Por supuesto, el sentido de la acción cambia y -al mismo tiempo- evidencia una nociva práctica cultural hacia menospreciar la fortaleza de las mujeres en todo el mundo.

Cuántas veces haz escuchado esto: “Peleas como niña”, “Juegas como niña”, “Te quejas como niña”, etc. ¿Es que acaso hacer las cosas como niñas es tan malo?.

Los modelos sociales preestablecidos hacen que los estereotipos perduren en el tiempo y traspasen fronteras. Así, expresiones como “haces esto o lo otro como una niña” significan lo mismo en todo el mundo y dan a entender que las niñas son más débiles y menos capaces que los niños

Muchos son los que dicen, sin pensarlo demasiado, que alguien es “niñita” si llora o se queja. También es común escuchar que una persona corre o patea una pelota “como niña” si no es bueno para los deportes.

En nuestro lenguaje cotidiano podemos encontrar muchas frases y hasta reglas gramaticales que refuerzan paradigmas sexistas o discriminatorios, las palabras “como niña” sin duda se encuentran en esa lista, pues con el paso de los años se han convertido en una especie de calificativo que hace referencia a la debilidad y la asocia con el género femenino.

Tan arraigados están estos calificativos que, incluso, muchas mujeres los repiten sin darse cuenta de que perpetúan un estereotipo, el mismo que fue puesto en duda por la compañía de higiene femenina Always.

En un esfuerzo por promover el empoderamiento de la mujer e incentivar la equidad de género dentro del lenguaje, Always creó una nueva campaña que invita a las mujeres a compartir las cosas increíbles que realizan a diario “como una niña”.

A través de un video realizado por Lauren Greenfieldpara la campaña, la marca muestra un experimento en el que cuestiona a hombres y mujeres adultos sobre el significado de realizar diferentes actividades “como niña”. Posteriormente repite la misma pregunta a algunas niñas pequeñas, quienes además de desmentir a los adultos demostraron que el calificativo carece de bases para convertirse en insulto.

Este proyecto es una fantástica oportunidad de empoderar a las niñas y educar a la audiencia para alinear siempre el significado de la expresión #LikeAGirl con la fuerza, la confianza y el empoderamiento”, escribe Lauren Greenfield en la página de la campaña.

La spot pretende concienciar a la sociedad de la necesidad de deshacernos de estúpidos clichés sobre el sexo femenino para entrar en una nueva era de igualdad. La moraleja de la historia es que realizar las cosas como una niña no tiene que ser algo negativo y que de esa forma también pueden ser las mejores en cualquiera de las cosas que se propongan.

Cuando le piden a mujeres adultas que hagan algo “como niñas”, lo que obtenemos son chicas corriendo, peleando o actuando bajo ese estereotipo. Pero cuando se le pide a una niña que haga lo mismo, sacan a relucir todo su poder y dan lo mejor de ellas. Es que en su mente hacer algo “como niñas” es en realidad llevar a cabo la acción como lo que son, sin menospreciarse.

Hay que mencionar que, a pesar de que existen fuertes intentos por erradicar las imágenes que promueven estereotipos de belleza femenina, existen otros aspectos más sutiles que de igual forma afectan y fomentan conductas de machismo y discriminación en la sociedad; por ejemplo, el lenguaje.

Por este motivo, la campaña de P&G -una empresa acostumbrada a mostrar trabajos de publicidad con profundos mensajes emocionales- a través de Always,  sienta las bases para que las marcas en todo el mundo comiencen a transformar el papel de la mujer en sus comunicaciones y constituyen una gran aportación a la lucha por erradicar el sexismo; no sólo en la imagen que presentan, sino a través de un lenguaje que promueva el respeto y la inclusión como primer paso fundamental en el proceso de crear una cultura más igualitaria y erradicar la violencia, reflejando el sentido de importancia, fortaleza y valor que tienen cada individuo. Sólo así las nuevas generaciones crecerán orgullosas de lanzar, correr, crecer y triunfar sin importar su género o condición.

Anuncios

Acerca de Ricardo Callirgos Borbor

"Tal vez yo sea un poco orgulloso, seco, frío en el trato con los demás, pero tambien es verdad que soy extremadamente sensible con mis allegados: la familia y los amigos".
Esta entrada fue publicada en Empresa, Reflexiones y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s